1. Orígenes: El ditirambo y el nacimiento del teatro

Según  Aristóteles, la tragedia nace del ditirambo, que consistía en  un coro formado por unos cincuenta hombres o niños, con contenido más lírico que dramático, es decir, no tenía forma teatral, sino que consistía en una serie de invocaciones acompañadas de la lira –de ahí su nombre- que eran cantadas, y cuyo fin  era llamar al dios para presenciar el canto del Coro, en el que se va a festejar a Dionisos, que, identificado con diversas divinidades masculinas, representaba la fertilidad de la Naturaleza, y asímismo, sus fuerzas misteriosas, tanto benéficas como  peligrosas(1). El ingrediente peculiar del ditirambo era un ritornello emitido como un grito por el coro. Con estos gritos alternaba el canto del guía del coro llamado exarconte o corifeo. En ellos se  rogaba ansiosamente la llegada de Dionisos, dios de la fecundidad animal y agraria. El oscuro origen de la tragedia hay que buscarlo pues en la mezcla de varios elementos. Desde antiguo y en todas las culturas ha existido la poesía lírica, pues el hombre siempre ha cantado al celebrar algunos ritos, sobre todo los relacionados con lo divino. Ese canto, si era coral, se acompañaba frecuentemente de movimientos de una danza o farsa mímica, en la que las máscaras tenían un papel importante, para representar, pongamos por caso, a los sátiros que acompañan a Dionisios. “La combinación de la poesía lírica y los rituales donisíacos constituyó la prehistoria de la tragedia griega” (M. I. Finley), ya que estos dos fenómenos dieron lugar a uno nuevo: el teatro. La tragedia no era pues, un drama ritual, pero conservaba relaciones muy estrechas con la religión, como veremos más adelante al hablar de la organización de los espectáculos(2).Paso capital fue la separación de coro y corifeo para dar lugar al primer actor. Este paso capital se le atribuye al mítico actor y autor trágico Tespis. Con la aparición del primer actor asistimos al nacimiento del teatro occidental.
La comedia surgiría de los himnos fálicos, que tenían lugar en las procesiones y ritos de entronización de Fales, en los que los oficiantes portaban como atributo distintivo un gran falo(3).

 (1)Basado en estas características, el filósofo alemán Friederich Nietzsche (1844-1900), explica a partir de la filosofía griega una de sus antítesis: lo apolíneo y lo dionisiaco, la razón y la vida. Apolo representa la inteligencia, el raciocinio, cuyo heredero será el judeocristianismo, vencerá a lo largo de la Historia al instinto, a lo irracional, lo dionsíaco.

(2)Existían también las dionisíacas rurales, en las que Dionisos era traído en procesión precedida por un sacerdote en un carro naval. El carro que Tespis -autor a quien se atribuye la creación del teatro en Grecia- utilizaba en sus giras, tenía también forma de carro naval,  lo que no es extraño si pensamos en las numerosas.

(3) Para algunos estudiosos estas explicaciones no son suficientes, y la tragedia y la comedia surgirían de la danza, en concreto del como: coro que se desplaza para realizar una acción cultual con procesión y baile. El como no era siempre festivo, sino que pueden darse otros comos. La palabra comedia alude a los comos festivos. La tragedia y el drama satírico surgieron de los comos que agasajaban a los héroes. Pero esto no tiene porqué contradecir la teoría de Aristóteles.

close

¡Apúntate GRATIS!

Apúntate GRATIS y te avisaremos de nuestras próximas actuaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menú